valoraciones
comentarios

¿Qué navieras permiten viajar con perro en crucero?

¿Qué navieras permiten viajar con perro en crucero?

Si en tu familia hay mascotas, seguro que más de una vez te habrás preguntado qué hacer con ellas cuando llega el momento de irse de vacaciones. En este artículo te contamos qué cruceros admiten perros y qué pasos tienes que seguir antes de embarcaros.

Hacer un crucero es una forma estupenda de pasar las vacaciones en familia. Se trata de un tipo de vacaciones cómodas y divertidas, aptas para todos los gustos. Pero, si tienes perro, debes saber que las opciones para poder embarcar con él son muy limitadas.

Si te preguntas si te puedes ir con tu mascota de crucero, te debemos responder en pocas palabras: como norma general, no es posible. La mayoría de compañías de cruceros no permiten el embarque de mascotas perrunas por razones de higiene. Al fin y al cabo, un crucero es un espacio cerrado que no permite que los perros hagan su vida normal. Además, en el caso de que sufran percances o enfermedades, el personal del crucero no suele incluir veterinarios, por lo que su asistencia no queda garantizada. A esto hay que añadir la gran cantidad de pasajeros que podrían ser alérgicos, por lo que tener un perro a bordo de un crucero no parece la mejor idea del mundo. Lo sentimos, pero lo más seguro es que tu perro se tenga que quedar en tierra.

perro en crucero

Ahora bien, como en todo, existen excepciones.

La primera excepción es la de los perros guía. Por razones más que evidentes, los perros guía que acompañen a personas discapacitadas podrán embarcar con sus dueños. Los perros guía suelen ser la excepción a las prohibiciones de entrada de perros. La razón es que ellos no son simplemente mascotas, sino que son ayuda para su dueño y están entrenados para realizar tareas en su beneficio.

La segunda excepción la encontramos en las compañías que sí admiten perros: Grimaldi Lines, Compañía Arma, Balearia, Transmediterránea y la lujosa compañía de cruceros Cunard Line, que no solo admite perros en sus cruceros, sino que además cuentan con todo tipo de servicios y lujos para nuestros amigos peludos. En concreto el barco Queen Mary 2, de fama mundial por sus extravagantes lujos, incluye una residencia perruna con zonas habilitadas exclusivamente para los miembros perrunos de la familia.

A su embarque en el Queen Mary 2, el perro recibirá un paquete de bienvenida, con chaleco, disco volador para jugar en sus ratos libres, una etiqueta identificativa con su nombre, una foto retrato, un certificado acreditativo del viaje y una tarjeta personalizada del crucero. Este crucero cuenta con la presencia de un profesional, un maestro perrero que se encarga de las mascotas: las pasea, les da de comer, las asea y cepilla sus pelajes. Semejantes cuidados tienen su precio y el pasaje perruno en esta naviera asciende a 1000 dólares.

Para el resto de compañías de crucero, los servicios son bastante más modestos y las navieras simplemente cuentan con una zona de perrera para los caninos más grandes, con jaulas individuales. Dependiendo de la normativa de la compañía de cruceros, podremos ir a verlo y sacarlo cuando quedamos o por el contrario habrá unos horarios fijos de visita. El pasaje canino en este caso va desde los 10 hasta los 35 euros por can.

¿Qué hay que hacer para embarcar en un crucero con un perro?

Tanto si se trata de la excepción del perro guía como de la compañía Cunard Line, los perros tendrán que contar con una serie de documentos que acrediten su identidad y estado de salud. En todos los casos, tendremos que llevar:

  • Cartilla veterinaria en regla (con historial de vacunas y desparasitaciones)
  • Pasaporte Europeo (PET)
  • Vacunaciones obligatorias según el destino del crucero
  • Inscripción del registro canino (Microchip)
  • Permisos de entrada y salida de los distintos destinos

Para embarcar con un perro, tenemos que comprar un pasaje para nuestro peludo amigo como si de un pasajero más se tratara. Si el perro es pequeño, esto es, si no excede los 6 kilos de peso, nos podrá acompañar en su transportín. De no ser así, tendrá que permanecer en la perrera o bien pasear con nosotros (esto depende de la compañía) siempre con correa y bozal.

Antes de comprar tu pasaje, recuerda comprobar cuáles son las condiciones de la compañía de cruceros y, si tienes que dejar a tu perro en tierra, planifica tus vacaciones de forma que se quede a buen recaudo.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies