valoraciones
comentarios

¿Cómo elegir el camarote en un crucero?

¿Cómo elegir el camarote en un crucero?

Te explicamos qué tipos de camarotes de crucero existen y una serie de consejos para que tu decisión sea la acertada.

En la planificación de nuestro viaje en crucero, la elección del camarote se convierte en una decisión crucial que marcará buena parte de la experiencia. Será necesario realizar un análisis concienzudo para valorar si la ubicación y características de la cabina o camarote se adapta a las expectativas que tenemos del viaje.

Tipos de cabinas

Existen más de diez clases diferentes de cabinas si atendemos a las variantes disponibles dentro de las categorías generales. A continuación, enumeramos las más habituales en las principales compañías de cruceros baratos y de lujo:

Cabina INTERIOR

Se trata del tipo de camarote más económico, ubicado en el lado interior del pasillo y sin ventana hacia el exterior. Se trata de la única diferencia, ya que disponen de todas las comodidades. Como se encuentra próximo a la línea de flotación, las personas con predisposición a marearse se sentirán más cómodas en camarotes de este tipo. Su otra gran ventaja está en su precio: se trata de la opción más económica de todas las disponibles en un crucero.

Cabina EXTERIOR

cabina-exterior

A diferencia de las cabinas interiores, estas cabinas cuentan con una ventana hacia al mar, también conocida como ojo de buey, que permite contar con luz natural y vistas al mar. Por lo general, estas ventanas se encuentran cerca de la superficie del mar, por lo que son de vidrio grueso y no permiten ser abiertas.

Una crítica habitual de los pasajeros que contratan este tipo de camarotes es que la vista se encuentre bloqueada total o parcialmente, por ejemplo con botes salvavidas del crucero. No existen muchos camarotes con estas características, pero debemos informarnos previamente para no ser uno de ellos y desaprovechar la oportunidad de tener vistas al mar.

Cabina exterior con BALCÓN

cabina-balcon

Comparado con el resto de cabinas exteriores, esta modalidad permite tener una mayor sensación de libertad al sentir la brisa marítima. Estos camarotes disponen de una pequeña terraza o un balcón, con una mesa exterior donde disfrutar del aire fresco además de la comodidad de todos los servicios del camarote.

Cabina interna

cabina-interna

Esta modalidad de camarote está presente en los cruceros más grandes, consiste en una cabina exterior pero una ventana con vistas al Hall de la superficie del barco en lugar de hacia al mar. Se trata de una modalidad que se encuentra en buques como los de la compañía Royal Caribbean.

SUITE

camarotes-de-crucero

Se trata de la opción más elevada de las disponibles dentro de un crucero. Existen distintas versiones dependiendo de las necesidades de los pasajeros que elijan esta opción: mini-suite, suite familiar, suite de lujo… Entre los detalles que caracterizan este tipo de camarote, encontramos distintas estancias: dormitorio, salón, cocina o baño con jacuzzi. Este tipo de cabinas se caracteriza porque existe en un número más reducido en cada crucero, por lo que precisa una reserva con mayor antelación de lo habitual y tiene el precio más elevado de todos.

Consejos para elegir camarotes de crucero

Antes de reservar un camarote en un crucero, además de atender a consejos como los que ofreceremos a continuación, será necesario observar con perspectiva todos los detalles de nuestro viaje. Las expectativas que tenemos, el número de acompañantes, nuestra personalidad a la hora de viajar… Un grupo de amigos con ganas de exprimir todos los servicios del crucero no tendrá la mismas inclinaciones de una pareja en luna de miel u otra que viaje con sus hijos.

De todas formas, existen una serie de observaciones que nos pueden ayudar a la hora de reservar nuestro camarote:

• Comprobar el plano de cubierta del crucero. Las compañías de cruceros ponen a disposición de todos los interesados un plano de todas las zonas del buque. Se muestran las zonas más tranquilas y las más concurridas, para valorar cuál es la que puede despertar más interés.

Evitar camarotes debajo de la cubierta de paseo. Se trata de un consejo muy importante para aquellos cruceros que tengan en la cubierta zonas dedicadas a prácticas deportivas (circuito de paseo o running, pista de tenis o de basket). Estos camarotes son susceptibles de recibir demasiado ruido y dificultar el descanso, ya que tal vez sientas las pisadas sobre tu cabeza de otros pasajeros o miembros de la tripulación trabajando a horas muy tempranas.

Elección de camarotes según la zona

Elegir cabinas inferiores de la parte central si tienes mareos. Si estás interesado en viajar en crucero, pero estás preocupado por sufrir mareo si eres proclive a ello, lo mejor es reservar este tipo de cabina. Camarotes ubicados en la mitad del barco y cercanos a la línea de flotación, donde no se percibe tanto el balanceo provocado por el mar.

•  Alejadas de zonas de fiesta o concurridas. En la misma tónica del punto anterior, si nuestra intención es la de descansar en nuestro camarote sin imprevistos, lo propio es consultar qué zonas están más alejadas de las áreas comunes, sea de espectáculos o de fiesta.

•  En la zona delantera, alejado de los motores. Si tenemos problemas para conciliar el sueño, es recomendable alejarse de la zona de los motores. Aunque la vibración sea difícil de sentir, es posible que nos pueda llegar a incomodar en medio de la noche. Por tanto, lo ideal es escoger cabinas ubicados desde la mitad del barco hasta la proa, ya que en la popa es donde se sitúa por lo general la sala de máquinas.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies