valoraciones
comentarios

¿Qué es la reunificación de deudas?

¿Qué es la reunificación de deudas?

Reunificar deudas consiste en hacer una unión de los préstamos que una persona tenga abierto, combinándolos en un único préstamo. Esta es una opción considerablemente popular entre los prestatarios que tienen diferentes préstamos abiertos, ya que presenta bastantes ventajas y es una solución cómoda para liquidar deudas. En este artículo podrás informarte de sus pormenores y de los pasos a seguir si quieres realizar una reunificación de deudas.

¿Qué hay que hacer para reunificar deudas?

Para empezar debemos aclarar que una reunificación de deudas no deja de ser un préstamo más. Es decir, es un nuevo préstamo que se le pide a un banco o a una entidad financiera. Al pedirlo, la entidad que concede el nuevo préstamo paga las deudas restantes y el prestatario ya sólo debe pagar este nuevo préstamo a esa única entidad financiera.

Lo más común es  acudir a un banco o a una entidad financiera que conceda préstamos, exponerles el caso y pedir ese nuevo préstamo que es la reunificación de deudas. El proceso en este caso no es muy distinto del de los préstamos habituales, siendo los requisitos y procesos de aceptación muy similares entre ellos.

¿Cuánto cuesta todo el proceso de reunificación de deudas?

Reunificar tus deudas en un solo préstamo tiene numerosas ventajas, pero antes de hacerlo debes hacer los cálculos pertinentes y verificar que merece la pena, ya que en algunos casos se puede llegar a perder dinero o puede que el resultado sea casi idéntico y no merezca la pena iniciar el proceso. Los gastos de hacer una reunificación de deudas son los siguientes:

  • Comisiones por amortización anticipada: Los préstamos e hipotecas suelen incluir en los contratos una comisión por amortizar capital de forma anticipada. Este gasto hay que abonarlo en el momento en que se amortizan los pagos, es decir, cuando se pagan extras de dinero para acabar antes de pagar el préstamo. Esta cantidad se puede situar en hasta un 1% del capital total del préstamo.
  • Comisión de apertura: Como hemos explicado, reunificar deudas es al fin y al cabo pedir un nuevo préstamo que cancele todos los demás. Como sucede en muchos casos, los bancos o entidades financieras pueden incluir una comisión de apertura, en concepto de gasto para abrir el nuevo préstamo. Este gasto va del 1 al 3% del capital total del préstamo.
  • Abonos a mediadores: Aunque este gasto no es obligatorio, es frecuente que haya entidades mediadoras que se encarguen de los papeleos y en general del proceso burocrático de reunificar deudas. Si decides contar con su ayuda, tendrás que añadir a la suma los honorarios de estos profesionales.

¿Cuáles son las ventajas de la reunificación de deudas?

Realizar una reunificación de deudas tiene varias ventajas. Dado que reunificar deudas consiste en tener un solo préstamo que las cubra todas, con la unificación tendremos un único pago que realizar, con una única cuota que abonar cada mes. Esto aporta seguridad y estabilidad a los pagadores que, en lugar de tener que pensar en sus múltiples deudas, con intereses y condiciones distintos, solo tienen que pensar en ese pago único.

En la reunificación de deudas se hace una especia de media entre todos los intereses y plazos y se establece uno nuevo. A cambio de un interés más bajo, el préstamo se paga durante un plazo más largo para compensar esa rebaja del interés mensual. De esta forma, el pagador podrá estar más liberado, ya que la cuota a pagar mes a mes será más baja con un solo préstamo.

Desventajas de la reunificación de deudas

Unificar deudas también tiene algunas desventajas que debes considerar antes de iniciar este proceso.

La desventaja principal es que este proceso tiene coste. Como ya hemos visto antes, no es un proceso que sea gratuito y se deben pagar algunas comisiones. Además, hay que añadir el recurso de tiempo que implica hacer esto, ya que tendrás que ir a distintas entidades bancarias para consultar sus opciones, tomar una decisión y entonces iniciar tu unificación.

Por otro lado, aunque tus pagos se unifiquen en un solo, los tendrás que pagar en un plazo más largo. Esto te supondrá estar atado a esa deuda durante más años, ya que el interés a pagar es menor mes a mes. Hay quien prefiere pagar más y librarse de esa deuda cuanto antes. Además, tener esa deuda puede imposibilitarte pedir préstamos para otras cosas.

Requisitos necesarios para la reunificación de deudas

Los requisitos para unificar deudas suelen ser los mismos que para pedir cualquier otro préstamo. Estos dependen de la entidad que conceda el préstamo, ya que cada una tiene sus propias normas y características. Normalmente, los bancos son más rígidos a la hora de establecer requisitos y no suelen aceptar prestatarios que no presenten aval o que figuren en listas de morosidad.

Para acceder a cualquier préstamo, debemos cumplir un requisito básico de solvencia. Es decir, debemos demostrarle a la entidad bancaria que seremos capaces de hacer frente al pago del préstamo. Esto se suele acreditar con una nómina, con ahorros y con un aval.

¿Es posible reunificar deudas sin una hipoteca o sin propiedades?

Aunque es complicado, en la teoría sí es posible reunificar deudas sin tener hipoteca ni aval. El problema a la hora de reunificar deudas sin contar con estos avales, es que es más complicado que el prestatario demuestre que es solvente. Es decir, si el prestatario tuviera problemas para pagar las cuotas del préstamo, ¿cómo podría la entidad financiera asegurarse su pago? Con una hipoteca, vivienda u otro tipo de aval, la entidad que concede el préstamo puede quedarse con estos bienes si el prestatario no pagase su deuda. Por esto, aunque no es imposible, es más complicado acceder a un préstamo sin tener avales que garanticen el pago de las cuotas.

¿Se pueden reunificar deudas estando en una lista de morosos?

Al igual que en el caso anterior: se puede, pero es más complicado. Si tienes otras deudas o, todavía peor, si tu nombre figura en una lista de morosidad como ASNEF o RAI, será complicado probar que eres un buen pagador y la entidad financiera tendrá reticencias a la hora de concederte este nuevo préstamo para unificar deudas. Sin embargo, existen entidades más laxas y flexibles que otros en cuanto a los requisitos para conceder préstamos, así que no es imposible que puedas unificar tus deudas aunque estés en ASNEF.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies