valoraciones
comentarios

¿Qué son los préstamos con garantía hipotecaria?

¿Qué son los préstamos con garantía hipotecaria?

Un préstamo con garantía hipotecaria es un tipo de préstamo que un banco o entidad financiera concede a una persona, con la condición de que esta persona presente su vivienda como aval. Estos préstamos se suelen conceder a la gente que no reúne totalmente las condiciones para que les sea concedido un préstamo “normal”. Por ejemplo, si la persona que desea obtener el préstamo no tiene unos ingresos suficientes, regulares o si tiene deudas, podría optar por un préstamo con garantía hipotecaria para que la entidad financiera acceda a prestarle el dinero. La única diferencia con respecto a los préstamos ordinarios es que en un préstamo con garantía hipotecaria, el prestatario incluye en su contrato su vivienda como aval. De esta forma, de no poder pagar las cuotas del préstamo, el banco o entidad financiera tendría esta vivienda como garantía de pago.

No debemos confundir el préstamo con garantía hipotecaria y el préstamo hipotecario. El primer tipo de préstamo es el que incluye una vivienda como aval, mientras que el segundo es que el se utiliza para financiar la compra de la vivienda (hipoteca).

Ventajas de los préstamos con garantía hipotecaria

Tener un aval es una gran ventaja a la hora de pedir préstamos, más todavía si el aval es una vivienda. Si optas por acceder a un préstamo con garantía hipotecaria podrás disfrutar de las siguientes ventajas:

  • Podrás acceder al préstamo aunque tus ingresos no sean regulares. Es una buena solución para trabajadores autónomos, por ejemplo.
  • Podrás acceder al préstamo incluso si estás en algún fichero de morosidad.
  • Podrás acceder al préstamo de forma muy rápida. Si necesitas el dinero rápidamente, lo podrás recibir en sólo unos días.
  • Podrás acceder al préstamo sin dar explicaciones de por qué lo necesitas. El proceso de acceso al préstamo es mucho menos complicado.

Inconvenientes de los préstamos con garantía hipotecaria

Aunque pueda parecer que pedir un préstamo con garantía hipotecario es una muy buena idea, tienes que tener en cuenta los inconvenientes.

  • Si pasas por una situación financiera complicada que te lleve al impago, la entidad se quedará con tu vivienda.
  • Los intereses son muy elevados y, en algunos casos, el aval es desproporcionado en relación con la cuantía del préstamo.
  • Tienes que tener al menos el 80% de la vivienda. Si has pagado un porcentaje menor de hipoteca, no podrás acceder al préstamo.
  • Tendrás que pagar gastos de gestión y comisiones.

Requisitos para pedir este tipo de préstamo

  • Tener la mayoría de edad. Como en cualquier otro préstamo, hay que ser mayor de edad para pedirlo. En algunos casos, las entidades pueden exigir una edad más avanzada, normalmente a partir de los 25 años.
  • Tener el 80% de un inmueble en propiedad. Para usar tu vivienda como aval, deberás poseer legalmente al menos el 80% de la misma. Deberás ser el titular de las escrituras y haber pagado al menos el 80% de tu hipoteca, aunque este porcentaje puede variar según las condiciones de la entidad.
  • Presentar el Documento Nacional de Identidad, el informe de tasación de la vivienda y el informe de comprobación del registro.  

Cuánto se puede solicitar en el préstamo con garantía hipotecaria

¿Te preguntas cuánto dinero puedes solicitar con un préstamo con garantía hipotecaria? Esto depende del valor de la vivienda que presentes como aval y de la entidad en la que pidas el préstamo. Normalmente, las entidades financieras conceden hasta un 40%-50% del valor de tasación de tu vivienda. Si todavía no has terminado de pagar la hipoteca, tendrás que restarle lo que te queda por pagar al valor de la vivienda. El resultado de esa resta es el importe máximo que podrás pedir a la entidad financiera.

Valor de tasación de la vivienda – Cantidad por pagar de la hipoteca = Importe del préstamo

El tipo de interés

El interés es un factor clave a la hora de decidir si un préstamo es conveniente o no. En el caso de los préstamos con garantía hipotecaria, el precio a pagar es bastante más alto que en los préstamos ordinarios. El interés dependerá de la entidad financiera a la que pidas el préstamo y también del valor de tu vivienda y algunos otros factores personales. En cualquier caso, el interés es fijo, por lo que siempre pagarás la misma cantidad de dinero en tus cuotas.

El interés de un préstamo con garantía hipotecaria puede ir del 10% al 13% del capital total que pidas. 

Cuándo debes solicitar un préstamo con garantía hipotecaria

Un préstamo con garantía hipotecaria puede ser una buena solución para aquellas personas que no tengan ingresos regulares y por este motivo no puedan acceder a préstamos ordinarios. Sin embargo, debes tener en cuenta que una vivienda es un buen muy valioso. Antes de endeudarte, sea con este préstamo o con cualquier otro, te recomendamos que compares entre una gran cantidad de ofertas de préstamos para escoger la que mejor te convenga y no poner en riesgo tu economía.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies