valoraciones
comentarios

Prestamos

Todo lo que debes saber sobre los préstamos personales

Si necesitas una suma de dinero en un momento puntual y estás interesado en pedir un préstamo, es importante que te informes debidamente y conozcas las condiciones de acceder a un préstamo personal. Pedir un préstamo es una importante decisión financiera, sea uno personal o una hipoteca, por lo que aquí te explicamos todos los pormenores para que tu préstamo no te complique la vida, sino que te la solucione.

¿Qué es un préstamo personal?

Un préstamo personal es un contrato que firma un particular con una entidad financiera por el que la entidad le presta al particular una cantidad de dinero que éste deberá devolver con intereses y en cuotas pactadas. Existen numerosos tipos de préstamos: el mini crédito, la tarjeta de crédito o la hipoteca son algunos ejemplos por lo que, como ves, los préstamos pueden llegar a ser muy distintos dependiendo del fin que tengan y de las condiciones en las que se contraten. Los préstamos personales, en general, se caracterizan por ofrecer un capital relativamente reducido, de entre unos 1.000 a 40.000 euros, y el interés a pagar es relativamente elevado, de un 6% a más de un 40%.

¿Para qué sirve un préstamo personal?

Hay montones de situaciones en las que nos podemos ver en la necesidad de pedir un préstamo. Es posible que sea ventajoso para quien quiera iniciar unos estudios, para realizar reformas en el hogar, para comprar un coche, para hacer un viaje o para iniciar un negocio.

¿Quién concede préstamos?

El préstamo personal se puede pedir en una entidad financiera, normalmente son concedidos por un banco o una entidad crediticia. Las características del préstamo pueden llegar a ser muy distintas dependiendo de quién nos conceda el préstamo y también los requisitos para que se nos conceda. Mientras que los bancos son más estrictos para conceder préstamos, las entidades crediticias son más laxas, pero sus condiciones son menos beneficiosas para el endeudado. En definitiva, cuanto más próspera sea tu economía, mejores condiciones conseguirás para tu crédito.

¿Cuánto cuesta un préstamo?

Nada es gratis en esta vida, y los préstamos no son ninguna excepción. Como ya hemos mencionado, una característica esencial del préstamo personal es que sus intereses son considerablemente altos, aunque esto depende de las condiciones en las que lo firmemos y de la entidad que lo proporcione.

pedir un préstamo

Un ejemplo práctico:

Si pedimos un préstamo de 5.000 € con un interés del 5%, el precio del préstamo será de 250 €. Es decir, tendrás que devolver un total de 5.250 €.
Si pides esos mismos 5.000 € con un interés del 40%, el precio del préstamo será de 2.000 €. Acabarás devolviendo 7.000 €.

El interés es un factor clave a la hora de pedir un préstamo y se expresa en porcentaje (el total es el capital o dinero que se nos presta). Pero existen otra serie de gastos asociados a un préstamos, menos comunes, como pueden ser las comisiones. Aunque por regla general un préstamo personal no suele tener comisiones, hay excepciones. Tenlas en cuenta a la hora de comparar las ofertas del mercado.

¿Qué tipos de préstamos hay?

Existen multitud de tipos de préstamos personales, dependiendo del capital que necesitemos, del plazo en el que lo queramos devolver, de para qué lo vamos a utilizar o de la inmediatez con la que lo queramos. Aunque es frecuente distinguir solamente entre préstamos personales e hipotecarios, también se puede hablar de préstamos al consumo o para estudios.

Préstamos personales: El préstamo personal suele ser una cantidad de capital pequeña que se necesita en un momento determinado. Puede utilizarse, por ejemplo, para pagar un viaje, una reforma. En definitiva, para cualquier tipo de sorpresa económica. Si la cantidad que necesitamos es muy reducida, se le suele llamar minicrédito.

Préstamos al consumo: El préstamo al consumo es un tipo de préstamo personal que se contrata para adquirir algún tipo de bien, como un coche, un electrodoméstico, etc.

Préstamos para estudios: El préstamo para estudiar es menos frecuente en España, pero en países como Reino Unido o Estados Unidos (donde la educación es más cara) son bastante populares. Se trata de un préstamo que se utiliza con fines académicos y se amortiza al empezar la vida laboral.

Préstamos hipotecarios: El préstamo hipotecario es el que se destina al pago de una vivienda. El plazo de amortización en este caso es más largo y los intereses son mucho más bajos que en un préstamo personal.

Requisitos para pedir un préstamo personal

Si quieres pedir un préstamo personal, debes saber que tienes que reunir una serie de requisitos, aunque éstos son menos rígidos que los requisitos de los préstamos hipotecarios.

pedir un préstamo

Documentos para pedir un préstamo

Actualmente no existe una ley que estipule los documentos que debemos presentar para acceder a un crédito personal, sino que es la propia entidad financiera la que decide los documentos que necesita. Normalmente son los siguientes:

  • DNI o NIF
  • Justificante de ingresos estables
  • Certificado de antigüedad en la empresa y tipo de contrato
  • Factura del bien que vamos a comprar
  • Fotocopia de las dos o tres últimas nóminas
  • Declaración de la Renta y Patrimonio
  • Si eres autónomo, declaración del IVA del último ejercicio

Requisito sine qua non: las listas de morosos como ASNEF

Un requisito habitual a la hora de pedir cualquier préstamo es no tener otras deudas abiertas y no pertenecer a ninguna lista de morosidad, ya que la entidad crediticia lo percibirá como una prueba de que no eres solvente.

En el caso de los préstamos personales, es posible que se conceda aun estando en un archivo de morosos, siempre y cuando la deuda no sea muy elevada. Normalmente la deuda debe ser inferior a 2.000 euros.

Formar parte de una lista de deudores es un factor determinante para no conceder un préstamo. Las listas de morosidad principales son ASNEF y Rai. Pero, ¿sabes si formas parte de alguna lista de morosos?

Lo creas o no, puede que formes parte de alguna lista de deudores y no lo sepas. En estas listas no sólo figura gente con deudas notorias o elevadas, sino que también hay gente que no sabe que figura por olvidos. Por ejemplo, por algo como olvidar pagar un mes de la factura de teléfono es posible que estés en una lista como Asnef.

Dado este caso, los ficheros de morosidad tienen la obligación de notificárnoslo con una carta certificada, pero éstas a menudo se extravían o se envían a direcciones antiguas. Si quieres saber si perteneces a Asnef u otro archivo de morosidad, puedes contratar este servicio, que te costará en torno a los 40 €.

Consejos

Acceder a un préstamo personal es relativamente fácil, sobre todo si lo hacemos por internet. Antes de lanzarte a contratar uno, es importante que pienses en tu situación y analices tus posibilidades.

  • ¿Para qué necesitas el dinero?
    Un préstamo al consumo es más económico que uno personal.
  • ¿Para cuándo necesitas el dinero?
    A mayor urgencia, mayores intereses.
  • ¿Cuanto dinero necesitas?
    Pide sólo lo que realmente necesites.
  • ¿Cuanto dinero puedes pagar cada mes?
    Sé realista y ajusta las cuotas a tus necesidades y posibilidades.

Ventajas y desventajas de pedir un préstamo

Acceder a un préstamo tiene sus pros y sus contras. Si bien es cierto que puede ayudarnos a hacer realidad alguna empresa que tengamos en mente, no deja de ser una deuda. Entonces, ¿me conviene pedir un préstamo?

Pros

  • Es una forma de conseguir dinero para lo que necesites
  • Acceder a un préstamo es fácil y rápido: podrás disponer de tu dinero en situaciones urgentes y sin dar explicaciones
  • Podrás seguir teniendo tus ahorros para otras cosas: imprevistos, inversiones, etc.

Contras

  • Un préstamo no deja de ser una deuda que nos ata a pagar cierta cifra durante un plazo de amortización
  • Los intereses son considerablemente elevados
  • El impago sale muy caro e incluso puede terminar en embargo

 

Consejos

Si ya te has decidido a contratar un préstamo, te recomendamos que antes de contratarlo te informes realmente bien de todas las cláusulas, que estudies tu situación e incluso que tengas en cuenta factores externos como el estado de la economía.

Acceder a un préstamo, sea de la cantidad que sea, es una decisión muy importante y si no escoges bien puede salirte muy caro a la larga. También es vital que comprendas todos los puntos de tu contrato y, si no es así, te animamos a que lo consultes todo con tu prestamista, banco o incluso con un asesor.

En la actualidad existen muchísimas entidades crediticias que conceden préstamos, por lo que es recomendable que las compares todas para no acabar pagando de más.

Más información sobre prestamos que te puede interesar

¿Qué son los préstamos con garantía hipotecaria?

Un préstamo con garantía hipotecaria puede ser una buena solución para aquellas personas que no tengan ingresos regulares y por este motivo no puedan acceder a préstamos ordinarios.

¿Qué es la reunificación de deudas?

Unificar deudas puede ser una buena solución para recuperarte económicamente. Descubre en qué consiste reunificar tus deudas y los beneficios que tiene para tu economía. Además te informamos de los pasos a seguir si quieres realizar una reunificación de deudas.

Préstamos para jóvenes y estudiantes

Los jóvenes de entre 18 y 25 años, así como los universitarios son un grupo que también puede necesitar préstamos. Aunque estamos acostumbrados a que la gente de mediana edad sea la que se endeude, esta parte de la población tiene unas particularidades económicas concretas y también puede hacer uso de este producto.

¿Cuál es la diferencia entre préstamo y crédito?

Aunque es habitual ver mencionados préstamos y créditos como sinónimos, existen pequeños rasgos que los diferencian. Por supuesto, ambos tienen en común que son productos financieros que sirven principalmente para prestar dinero al cliente, pero la forma en que se presta es la principal diferencia.

¿Cómo saber si formo parte de Asnef?

Figurar en los archivos de una lista de morosidad como Asnef es un gran inconveniente, especialmente si necesitas pedir un préstamo o una hipoteca. Debes tener en cuenta que, si necesitas pedir un préstamo personal o una hipoteca, la entidad financiera comprobará tus datos.
Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies