valoraciones
comentarios

La amortización de la hipoteca: las mejores soluciones

La amortización de la hipoteca: las mejores soluciones

Una hipoteca es un préstamo que se usa para financiar la compra de una vivienda y que se paga en cuotas mensuales. Sin embargo, cuando el hipotecado ahorra una cierta cantidad de dinero, existe la posibilidad de realizar una amortización. Una amortización anticipada es un pago extra que se efectúa para reducir la deuda hipotecaria por adelantado.

¿Qué es amortizar una hipoteca anticipadamente?

El término “amortización” se puede usar también para designar el pago periódico de las cuotas. Por lo tanto, a veces encontrarás el término “amortización anticipada” para hacer referencia a ese pago adicional que se efectúa para reducir la deuda.

Amortizar anticipadamente implica una gran ventaja económica para el hipotecado. Por un lado, podrá o bien reducir la cuota mensual o bien su plazo de amortización. Esto resulta más económico a larga porque el hipotecado podrá pagar menos impuestos a largo plazo. Para compensar esta pérdida de impuestos, el banco suele imponer una comisión en las amortizaciones anticipadas, pero en ningún caso pueden superar el 0,5% del capital de la hipoteca, ni el 0,25% a partir del sexto año.

Además de quitarte un peso económico de encima, amortizar anticipadamente la hipoteca te servirá para pagar menos en tu declaración de la renta.

Sistemas de amortización de hipotecas

Existen dos tipos de amortización de hipotecas, según cómo se reparta el pago de intereses a lo largo de todo el plazo de amortización.

  • Sistema de amortización francés. Éste es el sistema más popular en España. El sistema francés consiste en que, al principio de la hipoteca, se paguen más impuestos que capital y más capital de cara al final.
  • Sistema de amortización alemán. El sistema alemán consiste en pagar cuotas mayores al principio de la hipoteca. Las cuotas se componen de capital (que es fijo) e intereses (que van descendiendo con el tiempo).

¿Qué es mejor? ¿Reducir la cuota o reducir el plazo?

Al realizar una amortización anticipada estaremos reduciendo la deuda que tenemos que pagar al banco o entidad financiera. Como queda menos dinero que pagar, la hipoteca se puede reducir o bien en sus cuotas o bien en su plazo de amortización. Es decir, puedes elegir entre pagar menos de cuota cada mes o pagar la hipoteca en menos años.

Escoger entre una u otra depende enteramente de tus circunstancias personales y de las características de tu hipoteca. Si has firmado tu hipoteca con unas cuotas algo apretadas a lo alto, puede ser el momento para reducir las cuotas y respirar más mes a mes. Del mismo modo, si el plazo de amortización es demasiado extenso o si simplemente lo quieres acortar más, también puedes inclinarte por esta solución.

Reducir la cuota: La mejor solución ante urgencias económicas

La ventaja principal de reducir la cuota mensual es que podrás apartar dinero de tus ingresos para otros fines. Reducir la cuota te permitirá estar preparado ante imprevistos económicos o ahorrar para otros fines, como viajar o invertir, por ejemplo.

Reducir el plazo de amortización: La mejor solución para ahorrar

Reducir el plazo de amortización también es una opción muy atractiva. Aunque tengas que seguir pagando la misma cifra mensualmente, terminarás antes de pagar tu deuda, con la tranquilidad que eso conlleva. Si hasta el momento has pagado tus cuotas holgadamente, puede ser una buena opción para deshacerte de tu deuda cuanto antes.

Antes de realizar tu amortización, te recomendamos que hagas los cálculos necesarios para dar con la forma que te dé el ahorro máximo.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies