2020 está fijada como una fecha clave para el despliegue de la tecnología 5G. Mientras se producen pruebas aisladas de grandes compañías para avanzar en materia, continúa la competición velada por ver quién es capaz de adelantarse en la implantación de la red 5G.

Vistas las pruebas y resultados de algunas compañías, todo apunta a que a finales de 2018 se podría iniciar el camino a configurar la red 5G. El objetivo lógico y final será que el despliegue masivo se produzca dos años después. En febrero del presente 2017 se realizó la primera especificación técnica oficial, dictada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

Requisitos básicos de la red 5G

Los requisitos técnicos para la interfaz IMT-2020, nombre oficial por el que se denomina a la red 5G, debe cumplir aspectos como una velocidad máxima de descarga de 20 Gbps y una de subida de 10 Gbps en condiciones óptimas. Además, debe permitir un uso eficiente de la batería y bajo consumo cuando no se le dé uso a la conectividad.

La red 5G debe soportar al menos un millón de dispositivos conectados en un área de un kilómetro cuadrado, y en la práctica los mínimos de velocidad están cifrados en 100 Mbps de descarga y 50 Mbps de subida. No debe sufrir ninguna interrupción al cambiar estaciones de cobertura y debe tener disponible 100 MHz de ancho de banda en todo momento como mínimo.

La estandarización de la red 5G continuará en noviembre de 2017 donde se completará y confirmará la especificación a medida de que se desarrolle esta tecnología. Los operadores y fabricantes que se encuentran trabajando en este tipo de red 5G están siguiendo la pauta definida en este estándar.

Qué países tienen red 5G

Existen varios operadores desarrollando actualmente esta red a partir de la especificaciones técnicas detalladas por la UIT. En Estados Unidos, el fabricante Samsung y la operadora Verizon piensan lanzar antes de verano una prueba entre sus consumidores una versión de prueba de conexiones 5G en 11 ciudades americanas. Por su parte T-Mobile tiene la intención de abastecer todos los EEUU con una red 5G a finales de 2018, manteniendo la velocidad establecida en la transmisión de datos.

Otras empresas involucradas en desarrollar esta red son Ericsson y el operador móvil MTS, cuyo prototipo de conexión 5G se ha realizado en Rusia. Partiendo de la prueba base, se está desarrollando una red 5G escalable y dinámica, orientada a integrarse con servicios como la Realidad Aumentada y la transformación de negocio marcada por el Internet de las Cosas.

Cómo influirá el 5G en tu ahorro

Además de la mejora obvia en la calidad del servicio, ofreciendo unas velocidades muy superiores que la red 4G a la hora de navegar por Internet, la implantación del 5G implicará más beneficios. El principal titular relacionado con el ahorro será el relacionado con la energía. Según datos ofrecidos por la Unión Europea, la tecnología 5G implicará un ahorro energético del 90% sobre el consumo actual.

Esto supone que la tecnología 5G posibilitará la conexión con objetos cotidianos y según las especificaciones establecidas, las redes podrían adaptarse al smartphone y enviar menos peticiones de conectividad, suponiendo ahorro en la batería del móvil.