Una de las principales preocupaciones de los clientes que contratan ADSL o Fibra óptica es que la señal que emita el router llegue en la máxima calidad y cobertura posible en todos los rincones de su hogar. Te ofrecemos una serie de consejos para ayudarte a optimizar la cobertura WiFi en tu hogar y exprimirlo al máximo. De este modo, podrás ahorrar en tu factura sin desperdiciar ninguno de los megas contratados.

Coloca el router en el centro de tu hogar

La primera decisión y la más importante a la hora de instalar ADSL o Fibra óptica en tu hogar. ¿Dónde colocar el router? Debemos tener en cuenta que este artilugio emitirá una señal captada por todos nuestros dispositivos electrónicos susceptibles de captar WiFi (smartphones, tablets, ordenadores, televisores….).

De este modo, las dos principales consideraciones a la hora de decidir su ubicación será su posición adecuada y equitativa con todos los equipos que empleen la señal WiFi; y el número de obstáculos que pueden dificultar la recepción de la señal inalámbrica para permitir una correcta transmisión.

Cambia la contraseña de tu red WiFi

Siendo el principal objetivo salvaguardar la seguridad y privacidad en tu conexión a Internet, el cambio de la contraseña predeterminada también tiene más puntos positivos. De este modo evitamos que otras personas que hayan descubierto tu contraseña se conecten a la red y se pueda perder ancho de banda.

Las contraseñas predeterminadas suelen ser muy fáciles de averiguar a través de programas específicos de software, por lo que si la cambiamos estaremos previniendo ninguna conexión indeseada a nuestra red WiFi.

Evita la ubicación del router cerca de electrodomésticos

Puede darse el caso que ciertos electrodomésticos habituales en un hogar causen interferencias en nuestra red WiFi. Algunos de estos artefactos podrían considerarse unos auténticos “enemigos” de tu router al competir por su señal al utilizar una frecuencia de 2,4 GHz, como es el caso de los microondas.

En este caso, el consejo es colocar el router en un lugar donde no tengan presencia este tipo de electrodomésticos para que optimizar la señal al máximo.

Ubica el router en un lugar elevado

Un consejo más relativo a la ubicación del router en nuestro hogar, tras recomendar una posición equidistante a todos los puntos que nos interesan en nuestro hogar y a evitar los electrodomésticos, es sobre su altura con respecto al suelo.

Para tener la mejor señal posible, el router no debe colocarse en un espacio cerrado ni que encuentre muchos obstáculos (por ejemplo, dentro de un mueble). Lo ideal será que el router se ubique en puesto alto, encima de una mesa o bien enganchado a un soporte en la pared.

Emplear una lata para amplificar la cobertura

Si quieres sentirte McGyver por un día y quieres primar la amplificación de la señal por encima de la estética del módem, te proponemos un “briconsejo” bastante curioso. La solución casera para mejorar la señal tiene la misma tónica que la crear un antena de televisión con papel de aluminio.

cobertura-wifi-lata

A la hora de realizar esta manualidad recomendada exclusivamente a los más “manitas”, será necesario recortar la base de la lata con un cuter (y con mucho cuidado). Una vez eliminada la base, en la parte de arriba debemos recortar con el cuter poco a poco en línea recta, dejando una pequeña sección intacta. Una vez terminada, con unas tijeras cortaremos el cilindro por la parte contraria a donde dejamos la sección intacta.

Como un vídeo vale más que mil palabras, os dejamos con este tutorial para que os hagáis una idea más visual: